Estas son algunas recetas de sorbetes muy fresquitos y fáciles de hacer: un sorbete de naranja con vodka y un sorbete de mango, ideales para el verano o para animar una cena de fiesta.

Podéis tenerlos preparados antes, porque se guardan en el congelador y luego sólo hay que servirlos en copas. 

Los sorbetes son ideales para tomar como aperitivo en una comida o cena, como postre, etc.

Sorbete de naranja al vodka

Ingredientes:

  • 2 vasos de zumo de naranja.
  • 1 vaso de agua.
  • 80 gr. de azúcar.
  • 3 cucharadas de vodka.
  • Cascara de 1 naranja rallada.

Elaboración del sorbete de naranja:

Primero ponéis en un cazo a calentar el agua, el azúcar y la cáscara rallada de una naranja y dejáis al fuego hasta que se disuelva todo el azúcar.
Luego dejáis que se enfríe un poco y añadís el zumo de naranja y el vodka.
Cuando estén todos los ingredientes bien mezclados, ponéis el sorbete en un recipiente para el congelador y lo dejáis que se congele unas 2 ó 3 horas.
Procurar sacar el sorbete del congelador un poquito antes de servirlo en las copas y moverlo bien para que tenga textura de sorbete.
Podéis decorar las copas del sorbete con unas hojas de menta o albahaca, o también con cáscara de naranja que os haya sobrado.
Otra manera de decorar las copas es mojando el borde de la copa con un poco de vodka o zumo de naranja y luego pasándolo por azúcar para que se quede pegado en el borde.
sorbete de mango

Fuente hwtm.com

Sorbete de mango

Ingredientes:
  • 2 vasos de zumo de mango.
  • 1 vaso de agua.
  • 1 vaso de azúcar.
  • 1 vaina de vainilla.
  • 1 lima.
Elaboración del sorbete de mango:
 
Primero tenéis que poner en un cazo al fuego el agua, el azúcar, la vainilla y el zumo de 1 lima.
Dejáis que cueza unos minutos hasta que se disuelva bien el azúcar y la vainilla deje su aroma.
Después dejáis enfriar un poco la mezcla, sacáis la vaina de vainilla y añadís el zumo de mango al sorbete.
Por último, cuando la mezcla esté fría, la ponéis en un recipiente para el congelador y dejáis que se haga el sorbete unas 2 o 3 horas.
Como en la receta anterior tenéis que sacarlo un poco antes del congelador y mezclarlo bien antes de servir en las copas. Podéis utilizar un poco de la cáscara de lima o unas hojas de menta para decorar la copa.
Siguiendo estos mismos pasos, pero cambiando el zumo de naranja por zumo de mandarina, zumo de limón y cava,  frambuesa, sandía, etc… podréis elaborar muchos más sorbetes de los sabores que más os gusten.