Organiza tus comidas y cenas semanales o mensuales con ayuda de estas plantillas que puedes imprimir para planificar tus menús.

Ventajas de planificar los menús

Una buena planificación de las comidas y cenas te evitará el molesto ¿qué comemos hoy?, te permite ahorrar ya que evitarás compras de alimentos innecesarios y te ayudará a llevar una alimentación más sana por que controlarás mejor lo que comes y la frecuencia con que consumes ciertos alimentos.

Pensar tus comidas con un poco de antelación tiene muchas ventajas, estos menús imprimibles te harán más sencilla la planificación.

Menú semanal

El menú semanal es el más sencillo de planificar, te ahorrará tiempo y quebraderos de cabeza en la cocina, por que tendrás un plan de las comidas y cenas de la semana. También te simplificará la compra semanal.

Aqui te damos 2 modelos de plantillas para imprimir y organizar tus menús, elige el que más te guste y sigue las recomendaciones que te damos a continuación.

menu semanal

Menú con pirámide alimenticia: para una alimentación sana

menu semanal piramide

Como planificar el menú semanal

1. Una vez que tengas la plantilla impresa, piensa en los platos que queréis comer durante la semana siguiente, ten en cuenta que aunque hagas un plan completo de comidas y cenas siempre puedes dejar espacio para la improvisación y para algún cambio si es necesario o si os apetece.

2. Rellena en la plantilla del menú con las comidas y cenas para cada día, aprovecha para combinar distintos alimentos de modo que si comes carne puedas cenar pescado por ejemplo.

3. Incluye cada semana varios platos a base de pasta, arroz y/o cereales. Estos alimentos están en la base de la pirámide alimenticia y se recomienda consumirlos con frecuencia.

4. Asegúrate de incluir en tu menú semanal ensaladas y verduras, ya sea como platos únicos o como acompañamientos. Aprovecha las frutas y verduras de temporada que suelen ser más nutritivas y sabrosas. Procura que haya variedad a lo largo de la semana en los acompañamientos de los platos para evitar recurrir a las patatas fritas o algún complemento menos sano.

5. Incluye algún plato a base de legumbres (garbanzos, lentejas, alubias …) una o dos veces por semana.

6. No te olvides del pescado, 2 o 3 veces a la semana es lo ideal. Suele ser idóneo para las cenas por que es más fácil de digerir y menos pesado que los platos de carne.

7. Aprovecha lo que sobra, si haces un pollo asado, puedes aprovechar los recortes sobrantes para hacer unas sabrosas croquetas o para completar una ensalada con trozos de pollo.

8. Prueba a planificar también los desayunos, por ejemplo para los fines de semana o días de fiesta en los que te puede apetecer algo especial. Es una de las comidas más importantes del día y te gustará tener algo especial pensado para una ocasión.

Menú mensual

Para los más organizados os damos también una plantilla de menú mensual en el que podréis planificar la alimentación de todo el mes a grandes rasgos.

El menú mensual es muy práctico si haces una gran compra cada mes o cada quince días, por que te permitirá preparar la lista de la compra de manera más efectiva.

menus-recetas

¿Tienes algún truco para planificar tus comidas? déjanos un comentario con tus sugerencias 🙂