Hoy os presentamos una receta fácil, rápida y que gusta a todo el mundo: el roll cake salado. 

Ingredientes para el bizcocho:
100 g de harina
60 g de azúcar
4 huevos
1 sobre de levadura

Tiempo de elaboración: 15 minutos preparación + 10-12 minutos en el horno.

Precalentamos el horno a 200º mientras hacemos la mezcla para el bizcocho.

Separamos las yemas de los huevos y las mezclamos con el azúcar en un bol. Por otro lado, batimos las claras a punto de nieve para que el bizcocho quede más esponjoso. Una vez listas las claras, las volcamos en el bol de las yemas y mezclamos suavemente con una espátula. Cuando la mezcla quede homogénea, añadimos la harina, previamente mezclada con la levadura. Removemos de nuevo con la espátula.

Vertemos la mezcla en un tapete de silicona o sobre un papel vegetal puesto en la bandeja del horno y nivelamos la superficie para que el espesor del bizcocho sea uniforme. Metemos la bandeja en el horno, bajamos la temperatura a 170 º y dejamos que se haga el bizcocho durante 10 minutos más o menos.

Bizcocho horneado

Transcurridos los 10 minutos, sacamos el bizcocho. Es recomendable intentar “despegarlo” del papel o de la silicona por los extremos para que a la hora de enrollarlo resulte más fácil. Podemos poner los ingredientes del relleno directamente, con el bizcocho aún caliente, o podemos dejarlo enfriar.

A partir de aquí se añaden los ingredientes que haya elegido cada uno para rellenar el roll cake. En este caso utilizamos jamón york y queso en lonchas:

Ingredientes para el relleno:
150 g de queso en lonchas
200 g de jamón york

Distribuimos las lonchas de jamón cubriendo toda la superficie. Después, hacemos lo mismo con las lonchas de queso. A continuación, enrollamos el bizcocho empezando por un extremo y procurando que quede un poco “prieto” para que las lonchas no se suelten al partir las porciones.

Para que no se desenrolle el bizcocho podemos envolverlo con film transparente de cocina e incluso pinchar un palillo a cada extremo. Lo metemos en el frigorífico y dejamos que repose. Cuando vayamos a comerlo, lo partimos en pequeñas porciones y quitamos el plástico.
Roll Cake Jamon y Queso

Consejos:

1- Hay muchas opciones para el relleno del bizcocho: jamón york + queso de untar, jamón york + queso en lonchas, queso de untar + salmón ahumado… También podéis usar paté en vez de queso de untar, ¡la imaginación al poder!

2- Si queréis un bizcocho más dulce, podéis echar algo más de azúcar. Dependiendo de los ingredientes elegidos para el relleno podéis hacer que el contraste dulce/salado se note más o menos.

3- Para hacer este tipo de bizcochos finos lo ideal es usar un tapete de silicona con bordes antiderrame. Como es flexible y antiadherente, es muy cómodo para enrollar el bizcocho.