Si te gusta la pasta en cualquiera de sus variantes: macarrones, espaguetis, tallarines, fetuccini… descubre con esta sencilla receta cómo hacer una rica bolognesa, o boloñesa, para acompañarla. También te puede servir como relleno para lasaña o canelones.

Esta salsa tradicional de la cocina italiana, a base de tomate y carne, será el complemento perfecto para tus platos.

Para un excelente resultado utiliza hortalizas frescas y evita la carne picada de las bandejas preparadas del hipermercado, mejor pídele al carnicero que te la prepare en el momento.

4 personas (500 ml de salsa aprox.)
30 min (preparación 10 min, cocción 20 minutos)

Ingredientes

  • 1 zanahoria
  • 2 cebollas pequeñas
  • 1 diente de ajo
  • 1 tallo de apio
  • 500 gr. de tomates maduros
  • 200 gr. de carne picada
  • Hierbas aromáticas (laurel, tomillo, perejil)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

  1. Pela y pica la zanahoria, la cebolla, el ajo y el apio. Pela los tomates y trituralos.
  2. Calienta el aceite en una cazuela, agrega la zanahoria, la cebolla y el ajo, rehógalo durante unos minutos.
  3. Agrega la carne picada, deja que se dore y vete desmenuzándola hasta que la veas suelta.
  4. Añade el tomate y las hierbas aromáticas que hayas elegido. Sazona con sal y pimienta al gusto.
  5. Con la cazuela tapada, deja cocer todos los ingredientes para que reduzca la salsa durante al menos 10 minutos a fuego suave.
  6. Sirve con tu pasta preferida. Puedes acompañarla también de queso parmesano.

Nuestro consejo

Puedes hacer más cantidad de salsa bolognesa y repartirla en recipientes para congelar. La conservarás estupendamente y así la próxima ocasión sólo tendrás que hervir la pasta y añadir la salsa.