Salsas para ensalada

Os presento algunas ideas de recetas de salsas para ensalada que podéis hacer en casa.
Son aliños rápidos y buenísimos que darán a vuestras ensaladas un toque especial sin recurrir a los preparados comerciales que pueden contener más aditivos.
Además estas salsas os servirán para acompañar otros platos.

Salsa vinagreta
Es una de las más populares para acompañar las ensaladas. Para elaborar la versión más simple sólo hay que mezclar 5 cucharadas de aceite de oliva por 1 cucharada de vinagre. Añadir aproximadamente media cucharadita de sal y un poco de pimienta negra y mezclar bien hasta que la salsa quede bastante ligada. Una forma estupenda de ligar la vinagreta es colocándola en un tarro cerrado y agitando enérgicamente, es un método rápido y eficaz para dar cuerpo a la vinagreta.

Variantes de vinagreta
Podéis dar un toque especial a la vinagreta combinándola con especias, hierbas secas, utilizando un poco de zumo de limón en lugar del vinagre, poniendo unos frutos secos picados como nueces o piñones, añadiendo zumos de otras frutas, miel para hacer una vinagreta a la miel o incluso pimentón.

Salsa de yogur y menta
Esta es una receta original para vuestras ensaladas y platos. Para hacerla mezcla dos yogures naturales y añade un cuarto de cebolla picada bien fina. Pica también unas hojas de menta fresca y añádelas a la mezcla de yogur y cebolla removiendo bien. Deja reposar la salsa un tiempo para que los ingredientes mezclen los aromas.

Alioli o mayonesa con ajo
Una de las salsas más tradicionales y utilizadas en todas las cocinas, que resulta muy fácil de realizar si coges el truco. La mayonesa permite muchas variantes, en este caso os explico como elaborar el alioli que es una mayonesa con ajo. Para hacer esta receta poner en un recipiente 1 huevo con una cantidad similar de aceite de girasol (medio vasito), añade un poco de sal y medio ajo picado o machacado bien finito. Puedes añadir un poco de zumo de limón o vinagre para evitar que la mayonesa se corte. Mezcla todos los ingredientes con la batidora intentando no mover demasiado la batidora. Cuando la salsa comience a espesar añade poco a poco y sin dejar de batir otro medio vasito o un poco más de aceite. Esto hará que la mayonesa lige más y quede con una textura cremosa.

2013-02-19T19:33:06+00:00 Salsas|Sin comentarios

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.