El tomate Raf es una de las variedades más deliciosas de tomate, lleno de sabor y con un punto justo de acidez, es perfecto para tomar en ensalada, en forma de carpaccio con un buen aceite de oliva o como en la receta que os proponemos hoy en un riquísimo salmorejo.

Aprovechando que estamos en temporada de tomate Raf, que se produce en los primeros meses del año, os proponemos elaborar un salmorejo en el que podréis disfrutar de todo el sabor de este magnífico ingrediente.

El salmorejo es una crema fría a base de tomate, aceite de oliva, pan y ajo, posiblemente menos conocido que el popular gazpacho, es una crema suave, llena de sabor, sana y muy fácil de preparar.

Para esta receta hemos utilizado auténticos tomates Raf de Almería, que hemos comprado a través de internet en tomaterafentucasa.com, os pongo una foto para que veáis es aspecto tan estupendo que tienen, recién recolectados, llegan a casa frescos y con un aspecto increíble.

caja de tomate raf

El tomate Raf, tiene un periodo de producción limitado y hay que evitar confundirlo con otras variedades de tomates que tienen un aspecto similar aunque no tienen el mismo sabor  ni la misma textura de carne compacta y llena.

Aquí va nuestra receta de hoy: un salmorejo de tomatesalmorejo tomate raf

Ingredientes:

  • Medio kilo de tomates Raf maduros, puedes hacer esta receta con otro tipo de tomate.
  • Unos 100 gramos de pan del día anterior, el mejor es el de miga densa, como una libreta o un pan redondo.
  • Unos 30 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • un poco de sal

Elaboración:

Lava los tomates y trocéalos. Tritúralos en una batidora hasta obtener un puré de tomate.

Pasa el puré de tomate por un chino o por un colador para eliminar los trozos de semillas y piel.

Pon los trozos de pan sobre el puré de tomate, en un plato o un bol, para que el pan de hidrate y se ablande, déjalo reposar unos minutos.

Triturar de nuevo el puré de tomate junto con el pan, el ajo, el aceite de oliva y sazonar.

La textura debe quedar bastante espesa y cremosa, pero si lo ves demasiado denso, puedes añadir un poco más de aceite.

Deja enfriar en la nevera un par de horas antes de consumir.

Presentación:

La manera tradicional de servir el salmorejo es con un poco de huevo cocido troceado por encima. También le van muy bien unos taquitos de jamón.

¡Espero que disfrutéis de esta receta!